Translate

domingo, 9 de diciembre de 2012

Cádiz: territorio flamenco. Declaración de intenciones (a José Blas Vega)

Cuando Juan Martínez Vilches, Pericón de Cádiz le contó a Ortiz Nuevo sus Mil y una historias (1) (entre las cuales se encontraba la fabulosa de los fardos que arribaron a La Caleta con las partituras flamencas), le estaba transmitiendo una gran realidad bajo un envoltorio de fantasía. A su forma, nos estaba diciendo que Cádiz y los pueblos de su Bahía, por su historia, por su situación geográfica, cabecera de las Indias, puerto y puerta de entrada de riquezas e intercambios culturales, era un territorio flamenco, creador, de primerísimo orden. 

Lo mismo sucedía en el capítulo Yo era el chulo del pulpo (aquél proxeneta que tenía explotado al animal y a diario le proporcionaba joyas): que subyacía un sustrato de verdad. A todos los cefalópodos les atrae aquello que brille (de ahí que la pesca al curricán se practique con cucharilla resplandeciente), bien una concha de nácar, una alianza o una moneda. Los buenos mariscadores lo saben y tienen sellos de oro, extraídos de las cuevas de los pulpos.

Como homenaje a ése gran cantaor del Mentidero, desempolvamos nuestro viejos papeles flamencos, rastreados durante años en la prensa hemerográfica y en distintos archivos, para difundir la obra y el conocimiento flamenco y, sobre todo, para devolverle a Cádiz capital y a sus Puertos, el papel preponderante y supremo que en la historia flamenca tuvo —y tiene— y que la actual administración centralista, apoyada en determinados círculos, le regatea con desdén. Todo ante la mirada impasible del gaditano nativo, que se encoge de hombros con su indolencia endémica, pátina desde la que le resbala todo tres mil gotas de indiferencia y al socaire de "a mí qué".

Por todos los que empezaron el estudio de nuestro territorio flamenco, desde Fernando Quiñones, Luis Suárez... a la última camada de los Faustino y Barberán va este blog; y especialmente dedicado —con el permiso de los anteriores— al maestro y amigo personal que ya no está entre nosotros, José Blas Vega, "Padre" de la moderna investigación flamenca, que tanto nos aconsejó y con el que intercambiamos larga y gratificante correspondencia manuscrita.
_________________________

(1) ORTIZ NUEVO, José Luis y MARTÍNEZ VILCHES, Juan, Las mil y una historias de Pericón de Cádiz, Madrid: Ediciones Demófilo, 1975 (Págs. 17 y 213).

23 comentarios:

  1. ¡Ole, ole y ole!

    Larga vida a Los fardos de Pericón, ya tienes un lector diario, amigo Javi.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carlitos. Con lectores como tú uno teclea nervioso por no meter la pata. Un abrazo a 78 revoluciones por minuto.
      Javi.

      Eliminar
  2. Javi, pon, pon, gorrión, muchísima suerte con este blog. Acompañesé con palmas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Óle...! Aparquemos diferencias chichariles insalvables y reciba usted un abrazo gordo, como los picos de toda ensaladilla que se precie.

      Eliminar
  3. Hola Javier, me alegra mucho, y como a mi seguro que a muchos aficionados, que te unas a la 'blogosfera'. Tus entradas serán de obligada consulta por lo que te incluyo entre mis favoritos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Faustino. Como de obligada consulta son todos tus trabajos y tu blog. En cuanto me familiarice con las tripas del mío, recomendaré tu Afinador. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hombre ¡por fin!. Se ve que mis súplicas a Santa 'Perla de Cádiz' y al Apostol 'Pericón' dieron sus frutos.

    Los aficionados al flamenco en general y al gaditano en particular estamos de enhorabuena.

    Como sé que eres un investigador extraordinario y mejor aún como persona, pues obviamente te seguiré y te leeré, que para mi siempre es un placer muy gratificante. Ya tienes un enlace en mi página y desde luego lo comunicaré a mis lectores, para que también te sigan y te lean.

    Un fuerte abrazo
    Antonio Barberán.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Antonio, sabes que tengo idéntica percepción de ti, en lo personal y en el terreno que nos agrupa.
      Y sabía que tus rezos flamenquitos fructificarían en las nubes de Gloria. En la Tienda del Mataero celestial se ha oído tu salmodia: "Cuatro esquinitas / tiene mi cama: / Gabriela Ortega, la Loro, / la Perla y la Mejorana".
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  5. Hola Javier:
    Te felicito por tu idea, aunque no soy muy bloguero pero si un neofito amante de nuestro cante, este tipo de blog me interesa. Te deseo lo "mejó de lo mejó" en este "escenario" que debutas. Habría que recuperar la Privadilla, como se ha recuperado el Café Royalty. Sería un museo del cante y el toreo al haber sido la "tienda" más antigua de Cádiz donde la esencia del cante debe pervivir entre sus muros. Un abrazo a todos los grandes aficiondos y los que se preocupan de investigar y escribir sobre nuestros cantes. A tí Javier mi enhorabuena por la iniciativa y que que perviva muchos años para la buena información que seguro nos dará.
    Un abrazo, Julio Molina Font

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre gracias a ti, Julio y enhorabuena por tu trilogía y por regalarnos libros sobre el Cádiz que nos une, con ése gusto con que Ediciones Mayi le está imprimiendo (nunca mejor gerundio) a sus ediciones.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Javier, me emciona tu articulo y seguire tu blog. Conoci a Pericon y fui muy amigo de su hijo Juan _Juman_ quien fotografiaba todas mis actuaciones cuando empezaba y en los archivos tengo algunos recortes de aquel enorme diariodecadiz imposible de leer en los dias de levante. Un fuerte abrazo,

    Ramon Rivero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ramón! ¡Qué alegría saber de ti y qué lujo que un actor de tanto prestigio, valiente y comprometido como tú, me escribas y leas! ¿Sabes? conociendo tus extraordinarios dotes, sé que la voz de Pericón eres capaz de calcarla, con ese tono cadencioso y socarrón que Juan tenía. Te mando un abrazo muy grande junto a un deseo enorme de salud. Tu siempre amigo,

      Eliminar
  7. Querido Javier:
    Si José Blas Vega fue tu maestro, tú lo eres mío en el desagradecido mundo de la investigación hemerográfica, ya sabes lo que me ayudaste en aquellas tardes sevillanas. Deseo a tu blog una feliz y fructífera vida.
    David Hidalgo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido David:
      Yo sólo te di algunas pistas de por dónde estaban los pasadizos y las puertas secretas de las abadías medievales, para que te condujeran al poliédrico Valera. Digamos que fui tu Guillermo de Baskerville y tú un benedictino Adso de Melk. Ahora bien: ¡desde luego que te aprendiste los atajos...! porque tus trabajos sobre el periodismo son de absoluta referencia.
      Gracias por tus palabras y por comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Querido Javier, yo te creía más (que digo, mucho más) joven como para caer prendado de la maravillosa Ornella, pero bueno, añademe a la inmensa lista de los que nos quedamos con las ganas. Un abrazo y quedo apuntado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Manuel:
      Que a uno le gusten Los Beatles, Paca Gabaldón y Charo López, que me acuerde de la música de "Pasaporte a Dublín" y me sepa el estribillo de "Los cocineros del pan rallao", de 'El Chimenea', ya da pistas claras de por dónde va mi almanaque. Si algún día me presentan a Ornella -o sea, nunca-, prometo hablarle de ti y compartirla (soy liberal, por tanto nada celoso). Un abrazo.

      Eliminar
  9. Eugenio Mariscal Carlos10 de diciembre de 2012, 11:03

    Hola Javier. Felicidades por esta iniciativa de abrir una ventanita en la blogosfera, aportando tu sabiduría y buen hacer en el Flamenco y el Carnaval. Los fardos de Pericón, ya tiene un nuevo lector. Un abrazo afectuoso.

    Eugenio Mariscal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tu felicitación, Eugenio, gracias a tu labor recolectora (con el apoyo de otros y con la figura generosa y siempre añorada de Pepe López Prats), el Aula de Cultura goza de una línea editorial y de actividades muy valiosas y meritorias.
      Un abrazo y gracias por comentar.

      Eliminar
  10. Javier, has elegido uno de los mejores caminos que pueda tener la investigación. Y es que esta, sin difusión, no vale para nada. Solo para el regocijo personal. Así pues celebro poder aprender y leer en tu blog. Y espero que no falten las notas, pues ese es el precio del que sabe y enseña, la demanda de sus lectores. Pero eso en tu caso no será en ningún modo un problema. Un abrazo muy grande Maestro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Manu, tú sí que eres un maestro. De la escena y la palabra. Espero no defraudarte y que el blog tenga la tensión suficiente para suscitar cierto interés. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que la difusión es primordial. Un abrazo banquero, nos debemos unas pocas. Un abrazo.

      Eliminar
  11. Querido amigo, no me extrañaría que el pulpo de aquel chulo tuviera algo que ver con el cefalópodo que protagoniza un alzamiento sexual de Hortensia Romero en el libro de Fernando Quiñones. Me encanta el blog. Diáfano y con fundamento. Enhorabuena, todos salimos ganando. Tienes mucho que contar. Si no te importa, bajaré la persiana para evitar los reflejos en el amarillo mostaza. Un abrazo fuerte. Lorenzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente sí. Fernando Quiñones era muy dado a introducir en su obra apuntes de lo cotidiano (como de su amigo el viejo caletero Ramón Ruto, de quien hizo un soberbio retrato narrativo) y además, fue amigo de Pericón, a quien, precisamente, le prologó la primera edición de "Las mil y una historias" para la editorial Demófilo. Muchas gracias por tus palabras. Que sepas que aprecio la persiana bajada porque implica tu presencia y ésta supera los rayos de la mostaza crepuscular.

      Eliminar
  12. Javier, no se como ni por que,he encontrado en la red el blog, me encanta y lo comparto vía "face" en varios grupos, además de hacerme seguidor. Enhorabuena y saludos. J.J.Villa -Por la foto te he conocido-

    ResponderEliminar