Translate

lunes, 12 de agosto de 2013

De Telethusa a La Macarrona


No podemos hablar de Las bailarinas de Cádiz como un sedimento arcaico protoflamenco, por seductora que sea la tentación. Lo ignoramos todo de ellas, salvo las descripciones que nos dejaron los autores clásicos. En algo sí hay consenso: la profusa carga sensual de su baile.

Telethusa. Venus Calpigia
Museo Napolitano
Marcial hablaba de las Puellae Gaditanae en los siguientes términos: "expertas en adoptar posturas lascivas al son de las castañuelas béticas y en danzar según los ritmos de Gades". Proseguía Marcial"su cuerpo, ondulando muellemente, se presta a tan dulce estremecimiento, a tan provocativas actitudes, que harían excitarse al casto Hipólito".

   Ven Telethusa romana de Cádiz,
   ven a bailar bajo el sol marinero,
   ven por la sal y las dunas calientes,
   por las bodegas y verdes lagares.

                                   




                                            Diestra en quebrar la delgada cintura,
                                            en repicar los palillos sonoros,
                                            diestra en volar sin dormirte en el vuelo,
                                            en no pesar al pisar en la tierra.
                                                






Juvenal lo confirmaba: "Acaso esperes muchachas gaditanas que en coro se pongan a entonar lascivos cantos de su país y enardecidas por los aplausos, exageren sus temblorosos movimientos de cadera".

La obra, Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar (1) aporta la siguiente cita: "Me gustaba sobre todo la gimnástica sutil de las danzas; descubrí que sentía cierta debilidad por las danzarinas de crótalos, que me recordaban la comarca de Gades, los primeros espectáculos a que había asistido de niño. Amaba ese ruido seco, los brazos levantados, el despliegue o el repliegue de los velos, la bailarina que deja de ser mujer para convertirse en nube o en pájaro, en ola o en trirreme".


Puellae gaditanae. Obra Angelo Todaro

Puellae Gaditanae. Julio Ceballos
Óleo sobre lienzo

Bailaora en aguada.
Obra de Manolo Morgado.
Aguada sobre papel de estraza
El baile flamenco es pura seducción. Argucias estéticas, persuasión visceral. Trampa que atrapa; tragaera que te traga. Es un juego sensual profundo, en cada movimiento y en cada intención. Cartas marcadas. Indistintamente —además— del género que lo baile. 

Esa carga erótica de la danza, usada por otras culturas con iguales resultados estéticos, ha hipnotizado históricamente a todos los mortales, emborrachándole sus sentidos, con contorneos de caderas; explícitos movimientos de manos, insinuantes pies, hipnóticos giros de cabeza y colocación de hombros.

Y miradas. A veces se baila con la mirada. Embaucadora. A veces con poco se baila mucho. Y se transmite. Y nuestros instintos se encienden, y la sonrisa aflora porque te ha transmitido hasta el tuétano. Le dicen 'transmisión', pero es pura seducción. Es artimaña que ha tratado de atraparnos y nos ha encantado que nos atrape la encantadora de serpientes o quítenle, si prefieren, la preposición: la encantadora serpiente. Un arte que cala y un arte que se cala y luego se cobra la pieza. Un trasmallo —de tres mallas, cómo no— que enmalla tus sentidos con las (h)erbitanas exteriores, atrapándote como un velo de seda que te enreda en la red. ¿Dónde si no?

Manuela Carrasco. Efigie de una deidad


Merche Esmeralda
Merche Esmeralda baila hasta sonriendo. Parece que sonríe bailando, sin embargo es al revés. 

Manuela Carrasco te parte los huesos nada más que sus ojos negros se claven al frente. Mirada del alto y del bajo Egipto, el papiro del delta norte y la flor de lis del sur; bronce ancestral de diosa mitológica; Telethusa de Alberti, gitana de poderío.

Rocío Molina es la joven seducción danzística, la artimaña —arte y maña— perfecta para dejar que tus atávicos sentidos se convenzan y transiten por los sinuosos caminos del peligro.

Rocío Molina

La Macarrona, óleo de Alfonso Grosso


Muzaffer Uddin (1853–1907) Shah de Persia.
(Fotografía W & D Downey/Getty Images)
París. Exposición Universal de 1889

Que se lo digan al Sha de Persia, allá por mil ochocientos ochenta y nueve, con motivo de la Exposición Universal de París, cuando una de las mejores y más raciales bailaoras de la Edad de Oro del flamenco,  Juana VargasLa Macarrona (Jerez de la Frontera, 1860-Sevilla, 1947) gitana "de aquí te espero" (como diría Chano Lobato), desdibujó al iraquí y le cautivó hasta hacerle exclamar:


Diario de Cádiz, 12 de agosto de 1889



_________________________

(1) Agradezco a "María Jesús", lobeliana como quien suscribe, la localización de la cita.

10 comentarios:

  1. Magnífico el texto, Javier. Te lo dice, humildemente, el biógrafo de Bambino y autor de un relato, no sé si de ficción o realista, en el que tu "Teletuhsa" o mi "Telesita" hace carrera en la Roma de los emperadores y hasta tiene una oferta para actuar en el Imperio del Sol Naciente (Cipango o algo así). Te invito a seguir mi blog en el que publico noticias sobre el utrerano. Un cordial saludo. http://santiagonzalezescritor.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Santiago, eres muy amable. Bambino fueron palabras mayores, por eso sigo siendo un artista de culto y un icono de sibaritas. Un honor que su biógrafo haya trasteado por los fardos. Gustosamente seguiré tu blog y estaré atento a tus textos.
      Gracias por tu comentario. Un abrazo

      Eliminar
  2. Muy bonito y muy ilustrado con esos videos.Pero quiero preguntar si esa Telethusa era de Cái porque según dice la historia que en tiempo del Consul Metelo se llevaron a Roma grupos mixtos de bailarines gaditanos, eso dice la historia y yo digo que eran de barrio Santa Maria y la Viña por su cercania al mar. Y fueron tan admiradas,que viéndose Roma obligada a expulsar sin distición de clase o categoria a todos los extranjeros, permitió que quedaran las bailarinas gaditanas, a pesar de que su número era superior a las dos mil. Y desde entonces Cái quedó como Imperio del baile flamenco. Pero no solo cuando Roma, hace 150 años cuando una bailarina decia; vengo de Cái de la compañia del teatro del Balón ese era el mejor curriculum que podia tener una artista. Un abrazo del Paco de Cái.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien dicho Paco. Como dijo El Yuyu: "Roma no paga freidores". Me temo que Balbo El Mayor y Balbo El Menor, fueron los antepasados más directos del Catalán Grande y el Catalán Chico.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Con permiso.
    Leyendo el libro Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar me encontré esto que me llamó la atención:
    "Me gustaba sobre todo la ginmástica sutil de las danzas; descubrí que sentía cierta debilidad por las danzarinas de crótalos, que me recordaban la comarca de Gades, los primeros espectáculos a que habia asistido de niño. Amaba ese ruido seco, los brazos levantados, el despliegue o el repliegue de los velos, la bailarina que deja de ser mujer para convertirse en nube o en pájaro, en ola o en trirreme"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está usted en su casa.
      Muchas gracias por su comentario y por compartir esta cita tan bonita, para mi gusto, merecedora de subirla arriba, ¿puedo?...
      Por cierto, ¿era verdad que Calícrates era Cretense y que dijo que todos los cretenses eran mentirosos?
      Un abrazo, maestro, sus clases dejaron huella indeleble.

      Eliminar
    2. Me alegro que te haya gustado y , por supuesto, por mí , puedes subirla .
      No sé a quien me parezco y siento haber comentado como anónimo pero en mi corto entender cibernético pensaba que era lo mas sencillo, y ya luego se me pasó identificarme.
      Soy María Jesús, y vengo de " an cá el Lóbeli" , y a raíz de la entrada de los freidores me dí una vuElta por aquí. Me ha gustado mucho el blog, me parece muy interesante.

      Eliminar
    3. Disculpa, María Jesús, eso tiene arrojarse a la alberca cuando está vacía. Por lo que habías escrito, pensaba que se trataba de un antiguo profesor de instituto, a quien le debo, entre otras cosas, una gran afición a la lectura.
      Gracias por tus palabras. Me encanta que te hayas asomado. Siéntete cómoda, con anonimato o sin él y entra sin llamar. Es tu blog.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Siempre leo con mucho agrado lo que transmites ... son minutos de total disfrute ... Quiero que sepas que te sigo !!! Besos Argentinos TRINI

    ResponderEliminar
  5. ¡Oleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeé!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar