Translate

martes, 15 de enero de 2013

Manuel Torre y Antonio Chacón (II), prestidigitadores del cante

El espectáculo gustó. De ahí que al siguiente fin de semana, se proyectase una nueva función, con la incorporación de nuevos artistas flamencos: La Macarrona, Vicente Vides El Colorao y el gran tocaor Javier Molina. Repitieron Manuel Torres, Enrique Jiménez Hermosilla, las boleras Francisca y Juana Jiménez "sobrinas del Teté" y la comparsa "Los prestidigitadores":


Diario de Cádiz, 21 de abril de 1903

Veamos una pequeña muestra de las coplas de "Los prestidigitadores", que compartieron las tablas del Teatro Circo Gaditano:

                                         A esta tierra preciosa 
                                         donde nacimos
                                         como prueba de afecto
                                         un gran saludo le dirigimos.
                                         Sólo en cuatro días
                                         vamos a enseñarle
                                         nuestro juego a ustedes
                                         si es que antes a toditos
                                         no nos meten en la preve.
                                         Nuestro juego consiste
                                         (ilegible) ...con sinceridad
                                         en buscarnos las perras
                                         y engañar a la humanidad.
                                         Esto es como el Castillo
                                         Chuchurumbé
                                         que cuanto más se mira
                                         menos se ve.
                                         Este abanico tan graciosísimo
                                         y tan sencillo
                                         todas las gaditanas
                                         van a encontrarlo
                                         en sus bolsillos.
                                         Y con los patitas
                                         del ve que te vi
                                         tendrá en las corvillas
                                         en vez de abanicos
                                         un Guardia Civil.

                                
                                         Es esta cacerola
                                         tan misteriosa
                                         que con ella se hacen
                                         cuarenta juegos
                                         y ochenta cosas.
                                         Con echarle sólo un pan frito
                                         del doctor Bullate
                                         ve usted la cacerola
                                         llena de arroz con tomate.
                                         Si le doy con la vara
                                         y boca a bajo la pongo
                                         se bailan sevillanas
                                         y se canta hasta el morrongo.
                                         Si se le quita el mollate
                                         eche usted aquí
                                         dos o tres piernas gordas
                                         y verás salir
                                         cuarenta chica de vino blanco
                                         bailando el vito
                                         y cantando farruca 
                                         a la par vienen
                                         dos mil bobitos.
                                         Si tiene usted suegra
                                         que puedan estorbar
                                         de cabeza aquí caen
                                         y salen todas achicharrá.


AHMC

2 comentarios:

  1. Javier, desde que diste la voz de que una galerna encallaba en la punta del nao no paro de dar vueltas desde el castillo Santa Catalina hasta la Caleta para ver los fardos que llegan. Ya puede haber temporal o calmachicha que de aquí no me muevo.
    Gracias por dar esa voz de la llegada de estos fardos que vienen a rebosar de arte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido anónimo, dicen los viejos caleteros que el robalo gordo se lo lleva aquél paciente pescador (preferentemente en enero y con viento norte) que sabe esperar, que deja que la marea escurra; y por los preciosos lares que tú merodeas, lo mismo entran capiteles protojónicos, que buenas dorás, que fardos "periconianos". Gracias siempre a ti por esperarlos. Un abrazo.

      Eliminar