Translate

miércoles, 24 de diciembre de 2014

María Guerrero. ¡Órdago a La Grande! (A María Luisa Páramo)


En ese incierto origen del couplet. En ese viaje franco-hispano que luego, enrolado en el sollado de un paquebote, hizo las Américas, por mor de las compañías de zarzuela y opereta, en donde el teatro tuvo el epicentro escénico, con los entremeses, los monólogos, las grandes voces líricas y con todos los aportes musicales que se fueron fraguando. En ese recorrido melódico-cultural, las músicas siguieron interaccionando entre ellas, como gotas de mercurio, prestas a fundirse para hacerse una sola; una nueva, más grande y de mayor brillo.

Están escasamente estudiadas, todavía, las estrechas relaciones entre los tangos gaditanos y el teatro y la zarzuela, junto al resto de melodías de vitola gaditana, que se desarrollaron en torno a su finisecular Carnaval del siglo XIX.


AHMC
AHMC

Las músicas carnavalescas de esa segunda mitad de siglo, tuvieron una marcada influencia ultramarina, fundamentalmente cubana, con los aportes locales de los artistas flamencos y por la enorme sedimentación que la ciudad acopió, en ésa y en la anterior centuria, de tonadillas escénicas, trágalas, academias de baile, escuela bolera y bailes de candil, como corresponde a una urbe que fue cabecera de la Carrera de Indias y refugio liberal de unas Cortes constituyentes, hechos históricos que propiciaron el hervor musical resultante.




En esa constelación de compositores de las primigenias formaciones carnavalescas, sobresale especialmente la figura de Antonio Rodríguez Martínez, El Tío de la Tiza (Cádiz, 1861Sevilla, 1912), cuyas obras irradiaron a otros territorios y países, y alimentaron géneros musicales, que nunca le reconocieron su autoría, por dos aspectos muy determinantes; ambos caldo de cultivo para que así sucediera: su acusada modestia y la ausencia de una sociedad que velase por la defensa de los autores —que en nuestro país no llegó hasta el año 1898, aunque la "oficialidad" retrase un año más esta circunstancia—. Verlo aquí

Fueron muchos los autores que escribieron sobre El Tío de la Tiza. Si bien, no de forma exhaustiva. Pero todos coincidieron en que sus melodías habían sido cantadas ante la reina regente en la voz de María Guerrero, escogiéndose sus composiciones como genuinas de Cádiz

La más temprana de todas es la que proporcionó F. Edriani en 1903, en las páginas de Diario de Cádiz, en una extensa semblanza sobre la figura de Rodríguez, aportando por vez primera el dato de que María Guerrero lo había interpretado ante los reyes —no hace mucho (sic)—, y que ella lo incorporó a su monólogo La Sirena:


"No necesita el ingenioso autor del tango gaditano que mi humilde pluma lo ensalce; el hecho de que sus populares cantos recorran toda España y gran parte de América, el que esos cantares suyos los oigamos en fonógrafos y órganos, que como el del Cinematógrafo del señor La Rosa, son de procedencia extranjera, el que periódicos de la importancia del Blanco y Negro publiquen la letra y música de sus originales coplas; el que la eminente actriz Doña María Guerrero en el monólogo La Sirena, representado por cierto no hace mucho, ante los Reyes en Madrid, elija ente los cantares típicos de cada región uno de sus tangos, como cantar clásico de la tierra gaditana, son pruebas evidentes de lo mucho que vale el modestísimo autor de la comparsa gaditana que encabeza estas líneas, y que tanto contribuye todos los años al mayor esplendor de nuestros célebres Carnavales." (1)




Los textos posteriores a su fallecimiento (agosto de 1912), volvían a incidir en la difusión de María Guerrero y en su interpretación en palacio real, como en éste anónimo, impreso en 1940 por el Ateneo de Cádiz:

"(...) La dedicada a las expediciones de soldados para la Guerra de Cuba, es muy emocionante; y fue, por ello, cantada por la eminente actriz María Guerrero, en el Palacio Real, en un concierto que la Reina Doña María Cristina autorizó, para conocer las canciones españolas." (2)

El dato fue saltando de un autor a otro, sin citarse entre sí como corresponde a la literatura de aquellos cronistas de épocas pretéritas, que jamás mostraban las fuentes, ni citaban a nadie; consiguiendo así un resultado literario de mayor opacidad y de bastante menor cientificidad:


La Ilustració Catalana, 1891
"(...) En 1896 ofreció 'Los Claveles', que cantaban una copla patriótica con motivo de la primera Guerra de Melilla, que quiso escuchar la Reina Regente para conocer el espíritu de los gaditanos, y hubo de cantarla en Palacio la eminente Dª María Guerrero." (3)

"(...) En el tiempo del 'Tío de la Tiza' llegaran a merecer la aprobación hasta cantar ella una letra de 'Los Claveles' ante María Cristina, en el Palacio de Oriente, de la eminente actriz María Guerrero cuya Reina Regente tuvo deseo de conocer las canciones españolas, y nada mejor que los tangos gaditanos para ofrecer una muestra acabada de todas ellas." (4)

"(...) En 1896 se presenta el famoso coro de 'Los Claveles', popularísimo, y con unas letras patrióticas (estábamos en plena guerra de Cuba), que mereció ser cantada en Palacio ante la Familia Real, por la eminente actriz doña María Guerrero." (5)

María Guerrero. Joaquín Sorolla

Durante la alcaldía de José León de Carranza, en el pleno celebrado el 5 de enero de 1966 en el Ayuntamiento de Cádiz, así lo reconocía también el texto que argumentó la defensa para que la antigua Plaza Pinto pasase a llamarse Plaza del Tío de la Tiza. Las Actas Capitulares decían así, al respecto, en su punto 29:

"(...) Nacido en Cádiz en la segunda mitad del siglo pasado, fue su comparsa muchos años la que gozaba del favor popular, lo mismo en las calles que en las fiestas de sociedad se cantaron sus tangos, hasta el punto de que la eminente actriz Sra. María Guerrero, hubo de cantar en mil ochocientos noventa y seis en el Palacio Real el tango de la agrupación “Los Claveles” a petición de S.A. la Reina Regente, que encomió el espíritu de los gaditanos con motivo de una copla patriótica dedicada a la primera guerra de Melilla." (6)

Este aguaje decembrino nos trae un nuevo fardo. Llega el día de la Nochebuena, exactamente el mismo que doña Ramona Martínez, trajo al mundo a Rodríguez, en la calle Rosario Cepeda, en 1861. Y el fardo arriba con la prueba diáfana de que la extraordinaria actriz, María Guerrero, interpretaba los tangos gaditanos para trufarlos en el teatro español y en el género del cuplé de principios de siglo XX.


María Guerrero y su marido, Fernando Díaz de Mendoza

No teníamos la prueba hemerográfica directa —sólo la indirecta de F. Edriani— de la interpretación de los tangos gaditanos en boca de la eminente María GuerreroLa Grande; la afamada actriz que se negó a reconocer a su nieto, hijo natural de su vástago Luis Fernando con Carola Fernán Gómez; el cual, andando el tiempo, se convertiría en otra eminencia del teatro y de la escena filmográfica española: Fernando Fernán Gómez.




El lugar: el Teatro Principal de Cádiz, el mayor coliseo con que contaba la ciudad en la actual Plaza del Palillero. El "todo Cádiz" de entonces se rindió ante la diva, en una de esas noches mágicas que hacen que actor y publico se fundan. La minuciosidad del cronista de la clásica sección Actualidades del decano de la prensa gaditana, se nos presenta hoy con un gran valor historiográfico, por la abundante información que aporta, lejos de la gacetilla escueta.

Tercer timbre en el Principal. Arrellánese en el sillón que La Grande comienza a cantar:

"Escribimos estas líneas á las dos y media de la madrugada, y los miles de personas que aun permanecen en las calles Ancha y Sagasta oyendo la serenata con que es obsequiada la genial artista Sra. Guerrero, no se cansan de vitorear á la actriz que ha inspirado en Cádiz más cariño y entusiasmo.

No se recuerda en nuestro teatro, de muchos años á esta parte, una noche como la de ayer. Los antiguos hablaban de los triunfos de las Marchisios para decir algo parecido á las ovaciones que en su beneficio hemos tributado todos á la eminente trágica, á la sin igual artista dramática, á la deliciosa actriz cómica.





No importaba que la función elegida fuera la que fuese, para que el público llenase el teatro hasta el extremo de haber sido necesario suprimir la orquesta para colocar sillas y habilitar pasillos y huecos con objeto de situar á los espectadores. Y aún así hubo que dejar de entrar á algunos sin localidades, por el empeño decidido que mostraron en aplaudir á María Guerrero, valiéndose hasta de influencias personales para conseguir su objeto.


Ayer el público iba á ver á María Guerrero, á ovacionarla, á llenar de flores la escena, á suplicar á la actriz que volviese pronto por aquí. A tal extremo llega este empeño, que se trata de pedir á los Sres. de Mendoza que cuando se terminen las representaciones en Jerez, vuelvan a Cádiz para dar dos ó tres espectáculos más, por haber parecido pocas las 28 noches de la temporada.

Por todo ello, á pesar de que 'Sic vos non vobis', no es de las obras que más llegan al público, éste no reparó en la falta de efectos dramáticos y acción algo lángida de 'La última limosna' y aplaudió con entusiasmo, con vehemencia á cada momento, al finalizar todas las escenas; convirtiéndose los aplausos en la más ruidosas ovación al terminar el segundo acto. Entonces los servidores del teatro, llevaron al palco escénico más de 20 monumentales corbeilles; mientras que de los palcos arrojaban al mismo una lluvia de nardos que pronto alfombró el escenario.



Los Marqueses de Santo Domingo, la señora viuda de Kropf, la marquesa de Francos, su hermana Margarita, los Excmos. señores de Cano y Cueto, el Casino Gaditano, D. Rafael Viesca, D. Florencio Millas, Don Manuel Cano y Wert, los abonados á la primera platea de la derecha, y otros tantos, eran quienes enviaban aquellos magníficos ramos, artísticos y elegantes.

En el tercer acto aparecieron todos en la escena, y aún hubo otros tantos de la empresa, de los artistas, de sus admiradores, para la terminación de la obra, en que se repitieron aumentadas las muestras de agrado. Nardos y más nardos, rosas y otras flores, inundaron la escena, mientras el telón subía y bajaba docenas de veces, y la concurrencia inmensa de pie, prorrumpía en bravos y bravos, y las señoras saludaban con sus pañuelos á la eminente actriz, gloria indiscutible de la escena española.


La Sra. Guerrero saludaba emocionadísima y no sabiendo como corresponder á aquellas pruebas de cariño y entusiasmo, acordó representar el precioso cuento de Echegaray, 'El canto de la Sirena'.


El Cocinero, 25 de febrero de 1899. AHPC

En un momento se envió al Casino por el piano, se arregló la escena y la Sra. Guerrero con elegantísima y suntuosa toillete de color rosa 'firmada' por uno de los más acreditados modistos de París, interpretó el monólogo con una naturalidad y un arte que deleitó al público hasta cautivarle.

Ella cantó con encantador 'sprit' un gracioso 'couplet' en francés; dio toda la sal de esta tierra á los tangos gaditanos y á las Caleseras del Cádiz; interpretó con valentía y estilo dos hermosas jotas; y no sabemos cuántas cosas más.


Retrato de María Guerrero. Museo Nacional del Teatro, Almagro

El público no se cansaba de aplaudirle; las coplas se sucedían sin cesar y á pesar de que aquello fué improvisado, salieron no sabemos de dónde más ramos de flores y más nardos para cubrir la escena.

Esta fué la nota de la noche: las flores.

De toda la provincia vinieron en gran cantidad, encargadas por los floristas de Cádiz, para poder atender á todos los pedidos.

El 'camerino' también estaba lleno de flores, los departamentos del hotel cuajados de flores: flores por todas partes.

También tuvo otros regalos, entre ellos el único ejemplar que queda de 'La prudencia en la mujer', de Funes, obsequio de su autor, una magnífica colección de fotografías de la beneficiada, en extremo artísticas hechas por el Sr. Reymundo, y muchos otros objetos que no recordamos.

A la conclusión del espectaculo, más de tres mil personas aguardaban en la calle la salida de la genial artista; unidos a los espectadores, se formó gran multitud que se trasladó á oír la serenata. Esta fué notable por la interpretación y lo escogido del programa, por lo que felicitamos a los profesores y al director.

Al hotel acudieron muchas conocidas familias, autoridades, literatos é infinidad de amigos de los Sres. Mendoza, los que todos fueron espléndidamente obsequiados con bien servido té.

El Sr. Gobernador Civil, haciéndose eco del deseo de todos, brindó con exquisito 'Champagne' por la actriz, gloria de la escena española, que tan honroso recuerdo dejó en el extranjero, y porque de regreso de su excursión vuelva por Cádiz, prometiéndolo así los señores Mendoza.

En resultado, una noche inolvidable para Cádiz é inolvidable para la artista, que seguramente lleva buen recuerdo de nuestra población.

El teatro, como hemos dicho, brillante cual nunca." (7)


Diario de Cádiz, 12 de septiembre de 1900

Los tangos gaditanos, no sólo se difundieron a través de la partituras, adaptadas para piano, primero, y luego en las impresiones cilíndricas y discográficas, después, sino que también corrieron de boca en boca, siendo el teatro español, a través de innumerables compañías, las que incorporaron su graciosa polirritmia afrocubana. Se emprendió así un viaje de vuelta a una ida que un día llegó, y se le devolvía a América lo que de América vino, en un tortuoso viaje: La Habana-Cádiz-Buenos Aires... y en cada puerto una impronta, una huella, un deje. Aclimatándose a su ritmo natural: "a su amor".


Y en cada puerto un amor.



_________________________

(1) Diario de Cádiz, 20 de febrero de 1903.

(2) Anónimo, Ateneo de Cádiz. Publicaciones de la Sección de Folk-lore y Tipismo Gaditano. Recuerdo de la excursión artística de 'Solera de Cádiz', organizada por este ateneo y patrocinada por la Alta Comisaría de España en Marruecos, Año 1940 (pág. 32).

(3) PRÓ RUIZ, Serafín, Diccionario Biográfico de Gaditanos Insignes, Cádiz: Imprenta-Casa del Niño Jesús, 1955 (pág. 420).

(4) VILA VALENCIA, AdolfoAlegrías de Cádiz o Historia exacta de nuestro antiguo Carnaval, Cádiz: Talleres Tipográficos Salvador Repeto, 1957 (págs. 17 y 18).

(5) 'Momito', Historia y Tradición de los Coros y Chirigotas gaditanos en Cádiz en sus Fiestas Folklóricas, 1957.

(6) Acta Capitular del Ayuntamiento de Cádiz de 1966. Archivo Histórico Municipal de Cádiz, Libro número 10.458 (págs. 147 vuelta y 148).

(7) Diario de Cádiz, 12 de septiembre de 1900.

19 comentarios:

  1. Enhorabuena Javier, magnífico estudio, Feliz Navidad, con los mejores deseos para el 2015 y que el duende no te falte para seguir adelante. Saludos. Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Antonio. Feliz Navidad también para ti y reyes cargaditos de juguetes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Además de los magnificos textos, flipo con las fotos.
    Los mejores deseos para 2015.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Kiki, un halago viniendo de un Maestro de la fotografía, como tú.
      Un abrazo y gloria bendita en el 15.

      Eliminar
  3. Siempre interesante (y mejor escrito). Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias sobrino. Que los dioses laicos te paguen en cervezas raras y exóticas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Eres toda una linterna de la historia. Buenísimo. Gracias, Javier.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, María Luisa, que alumbras mucho con tu saber (y con tu estar).

      Eliminar
  5. Gracias por esta preciosa entrada en fechas tan señaladas. Por cierto ¿Sabes algo del viaje de Chacón a Buenos Aires junto a la compañía de María Guerrero? Creo haberlo leído en alguna parte. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Faustino por tu comentario. Sí, tienes razón. Lo contó José Blas Vega en su biografía con Chacón. Le dedica un capítulo, bajo el título 'La aventura americana'. al parecer, Chacón era amigo de María Guerrero y de su marido, Fernando Día de Mendoza. La gira fue entre 1913 y 1914 y duró seis meses y fue (palabras textuales del jerezano) "la juerga más larga que he recorrido con unos amigos". Un abrazo grande.

      Eliminar
  6. Aunque estoy mal pero no dejo de leer tus entradas pero Javier mi cabeza no me da mas capacidad para poder no solo alabar tus escritos, que son siempre bellísimos, sino para darte las gracias por lo que aprendo contigo, pero por motivos que tu conoce no estoy al cien por cien y esta cuatros letras que te escribo bastante trabajo me ha causado. Feliz día de Navidad. Como siempre tu gran admirador de tu sabiduría Paco de Cái.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísima gracias, Paco por tu cariñoso comentario. Espero y deseo que te repongas pronto y que pases también una feliz Navidad, en compañía de los tuyos. Todos aprendemos de todos y yo de ti, como es natural. Gracias por estar ahí, siempre fiel lector. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Bonita entrada, y las fotos más aún. ¡Un abrazo Javier y felices fiestas desde mis madriles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Guillermo. Sí, las fotos son muy guapas. Felices fiestas también para ti.

      Eliminar
  8. "Nunca es tarde si la dicha es buena". Interesantísimo blog y excelente artículo. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Paco. "De los buenos manantiales nacen los buenos Ríos" (mayúscula mía, que me refiero a tu buena y artística familia). Un abrazo.

      Eliminar
  9. Muchas Felicidades, Javi, por la documentación gráfica y literaria, y por las Fiestas que celebramos. Dudo que un guisote de "papas con chocos" te saliera igual de contundente.
    Gran abrazo y feliz 2015

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, muchas gracias. Siempre la pimienta gorda, a ser posible de Jamaica; el clavo, el azafrán tostado y su toquetazo de manzanilla... ¡y las papas con chocos resucitan hasta la Guerrero! ;) Un abrazo.

      Eliminar
    2. ´¡Ojú, niño! Qué bastinazo de bló...

      es un tesoro para consultas y enterarse de lo que no dan en las Universidades.

      Mil gracias por tus entradas, Javi.

      Un abrazón.

      Eliminar