Translate

domingo, 17 de febrero de 2013

La comparsita flamenca

Aguada Carnaval. Aguada sobre papel de estraza.
Manuel Martín Morgado
Le quedan algunos coletazos al Carnaval gaditano, ése tan transgresor que es el único del mundo que no le hace caso a la Cuaresma y continua tras el Miércoles de Ceniza. Cuando toda España ha enterrado a la sardina, Cádiz contradice la tradición y "peca" en tiempos de recogimiento. Cádiz: con tradición y contradicción, ambos conceptos dentro de su fiesta. Aprovechemos, pues, para conocer más vasos comunicantes que tuvieron y que tienen el arte flamenco y la fiesta de Carnaval, más allá de su aportación fundamental y más generosa: el tango (de Carnaval, claro). 

Aguada Carnaval (II). Aguada sobre papel de estraza. 
Manuel Martín Morgado




Conozcamos cómo los flamenquitos de Cádiz se vestían de máscara y se echaban a la calle, cantando, bailando y formando el taco. En el siglo XIX, en el XX y el XXI. Con máscara o sin ella. Con Canalejas o con Sagasta en el gobierno; en la Dictadura, de Primo de Rivera o en la de Franco —primo—, o en la Segunda República. Compás a manojitos, ganas de divertirse y necesidad de "mangar" unas perritas para que el puchero del día siguiente supiera a carne.

"Escuchemos" transcrita la tradición oral, cómo nos lo refirieron dos flamencos de postín. Dos coétaneos del barrio, dos Juanes, hermanados por mil penurias, mil potajes y mil borracheras; uno de 1927. El otro de 1925. Uno Juan y sin embargo Chano Lobato; el otro Juan y Jineto para el arte.

Así lo contaba Chano Lobato ante las cámaras de Canal Sur Televisión, en un programa, cuya producción y guión llevamos a cabo (1):

"Yo me he criao con los flamencos, pero criao de verdad, ¿comprende? La China hacía un potaje (la abuela de Juanito Villar) nosotros en el patio... y a lo mejor yo: –no quiero comer esto; no quiero esto. China: ¿qué has hecho tú? –he hecho potaje, ¡trae vente pa´ca!... me sentaba en el suelo con Jineto, mi plato de potaje y pum, pum... te quiero decir, como hermano, ¿comprende? como hermanos nos hemos criao. Y entonces, claro, llegaba el Carnaval y nos vestíamos todos, ¿comprende? La Perla, mu bonita, con unas cositas que se ponía en la frente un perro gordo, como con papel de esto, de chocolate, y se ponía así, parecía una mora ¡mu bonita! Después Rosa, Rosario la de Ojitos, su hijo Guillermito, ¡en fin!, Curro, Pablo, La Gertrudi, La Jineta... ¡yo qué sé! y salimos catorce, diez o catorce, venga cantando y bailando ¡figúrate lo que no había ahí! ¡Falla! esos chillíos por las calles... y entonces, venga, y la que llevaba el dinero era Rosa la Papera y to el mundo pendiente pa que... porque yo conocí los duros, conocí las dos pesetas de plata, y to el mundo pendiente pa que no fuera (¿comprende?)..."

Y así nos lo refería Jineto, en una entrevista personal efectuada la mañana del 25 de octubre de 2000:

“Parábamos mucho en La Privadilla y era un escándalo la que liábamos con la comparsa, tos éramos gitanos, mi hermano Pablito, El Careta, El Canono y su hermano el difunto Juan Doblones que tocaban pa reventá. Recuerdo un carnaval que allí en La Privadilla nos encontramos con Antonio Mairena y Juan Talega, yo iba vestío de doctó, de doctó serio, una jartá de gracioso con la bata blanca, el maletín negro, y empezamos con el cachondeo, me acerqué a Mairena que estaba en la barra y le dije mu serio: ¡muchacho te tengo que reconosé que tienes mu malita cara! (y Mairena siguiéndome el cachondeo), totá, saqué el fonendo y empecé a darle asín, asín y asín..., hasta que por fin llegué al lío y le dije: maestro ¿¡ahí tiene usté la cosa chunga, eh !?"

Veamos ahora los papeles. Los que dejan huella y constancia del suceso, por mor del control y del pánico que le tiene el poder a la fiesta. Por eso la controla, primo. Hay muchísimos ejemplos de comparsitas flamencas, pero hemos seleccionado tan sólo algunos, de distintas épocas.

Año 1911. Obsérvese la "comparsa" número dieciséis, la que está justo debajo del último coro que sacó El Tío de la Tiza: "Los boticarios". La Sección de cante y baile, de cuatro individuos, dirigida por Antonio López ¿El Troni? (pregunto):


AHMC caja número 3.355

En 1917 encontramos "Los dos flamencos y las dos flamencas". Todos del barrio de la Viña para buscar la vida cantando y bailando:


AHMC caja número 3.356

En 1918 solicitan salida un "Cuadro flamenco" y un "Quinteto flamenco", todos cantaores y bailaores, además de un par de tipos parodiando a "El Nene y su hijo", uno de los gitanos más graciosos que Cádiz dio en aquella época. Aurelio Reyes Romero, José Pérez Rodríguez y Antonio Gómez Martínez:


AHMC caja número 3.356

Ese mismo año, Servando Fernández Monge, junto a Agustín Lotero Rodríguez, Juan Martínez (¿Pericón?), José Basilio Montero, Francisco Tizón y Francisco Daza, todos del número 15 de la plaza Pinto, dispuestos a bailar y a cantar "los cantes clásicos flamencos" (sic):


AHMC caja número 3.356

Para el Carnaval de 1920, cuatro artistas solicitaron permiso: Luis del Moral, Antonio Márquez, Mateo Espinosa, y Francisco González, tocaores, cantaores y bailaores "por arte flamenco" y "sin arte carnavalesco" (sic), como ellos mismos dejaron muy clarito en su instancia:


AHMC caja número 6.174

En 1928, el tocaor Gabriel Monje Jiménez solicitó, como venía haciéndolo en años anteriores, el permiso para actuar por las calles y para postular, en unión de Manuel Romero y de Manuela Velasco:


AHMC caja número 6.193

Carnaval de 1935. Al Presidente del Comité de Iniciativas y Fomento. ¡Salud y República! José Blandino, al frente de un cuadro flamenco:


AHMC caja número 3.515

El desastre de la Guerra Civil, silenció el Carnaval en toda España. A Cádiz se le toleró en los finales años cuarenta, un "Carnaval" descafeinado, sobrio y estrictamente vigilado, que tuvo distintas denominaciones —Fiestas Invernales, Fiestas Folklóricas; perdurando luego la denominación de Fiestas Típicas Gaditanas— y en el que se potenciaron los valores inherentes al régimen, borrando así todo atisbo de crítica y de libertad. 

La primera solicitud oficial que tenemos constancia, en la que los artistas flamencos "jóvenes valores del cante" (sic) se echaran a la calle en tiempos de Franco, la encabezó el propio Jineto, en compañía de uno de los Churri, Juan Millán, Pedro Astorga, Antonio Heredia; Manuela Jiménez y su sobrina Manoli de Gertrudis, en cuya nota al margen se advierte la expresa prohibición de hacerlo: "conforme sólo los hombres, excluyéndose las niñas menores de 16 años":


AHMC caja número 6.263


Juanito Villar. Foto: Kiki

Los Jinetos, con Pablito de Cádiz, los Villar, con su sobrino Juanito Villar; los Donday, con Santiago y su hermano Fatuné; los Bonfante, los Churri, los Fernández (Diego y LuisBernardo Moreno, los hermanos Moreno González (Esteban y Antonio); Manuel Garrido, Juan Gómez, José García, Antonio Ramírez, Fernando Gómez, Antonio de los Reyes, José Puente, Diego Almansa, Emilio Vargas, Emilio Domínguez...  

Décadas de arte y de compás, en comparsitas flamencas, donde las casas viñeras y de Santa María entremezclaban sus estilos, con el arte a esportones. El régimen franquista, más pendiente de tunas, de reinas, hijas de ministros y embajadores, de bailes de etiquetas con el cursi traje de cocktail, autorizaba salir a estas auténticas formaciones flamencas, que en la calle, desplegaban todo su arte al pueblo llano, a cambio de "la voluntad"; una botella de vino, una sonrisa, una complicidad.


Santiago Donday, con plumero y antifaz. 
Foto Alejandro Millán Morales *


Obsérvese, cómo Jineto va disfrazado de Doctor, tal y como 
nos narró en la anécdota, con Antonio Mairena y Juan Talega
AHMC cajas número 3.359, 3.362, 6.267, 6.283 y 6.285

_________________________

(1) Programa-documental: La fiesta de la palabra. Emitido por Canal Sur Televisión en febrero de 2003. Un testimonio muy parecido le transfirió Chano Lobato a Ángel Álvarez Caballero: "Y en los tiempos de carnaval Chano y sus amigos formaban como una compañía en que iban la Perla, los hermanos Jineto, Curro la Gamba, Rosario la de Ojitos, María la Ñaña, esos flamencos del barrio, se vestían y se iban por ahí, cantaban, bailaban para pasar el plato pidiendo unas monedas, pues mangar en ese contexto no tenía el significado que hoy nos viene al pensamiento..." VVAA, Chano Lobato. El duende, la gracia y los dones, Murcia: Nausícaä, 2000 (Pág. 23).

(*) Fotos blog MdC


6 comentarios:

  1. Extraordinario artículo 'primo'. He 'alucinao' en colores con todos los artistas flamencos que salen en Carnaval, más aún cuando vi esa calle Concepción nº 2 y 4 donde 'moraron' los Donday y los Gómez Moreno, primos hermanos de María 'La Sabina'. El que se llama Juan, era hermano de Agustín 'El Morcillero' y el otro que cita, creo que es 'El Burra' si no me equivoco, pues escribo de memoria.

    En 1920 también salen en Carnavales como coros y con tipos flamencos: 'Los artistas del Kursaal' (antigua de Suárez y dirigida por José Suárez) y 'El popular Nene' dirigida por Eugenio Ramos.Iban vestidos de trajes de luces. Y 'Cuadro Flamenco', que lo formaban los siguientes: Salvador y Manuel Fernández Monge, Agustín Or Otero, Francisco Pérez Diaz, José Pera Sánchez y Francisco Tirar Tirado.

    El que citas en 1928 como Gabriel Monje Jiménez, no es otro que el hijo del popular 'Nene'

    Lo dicho....... 'pa mojar pan de telera' y la foto de Juan Villar, ya te la he mangao pa los restos. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo Antonio. En realidad he mostrado las solicitudes que por falta de espacio no cupieron en el libro de 2002. Y desde luego está hecho con un criterio selectivo. Como sabes, hay muchas más agrupaciones de flamencos que las que mencionas. La incombustible Bárbara Flores que desde 1922 se echaba a la calle cantando y bailando con sus hijos; el mismo Ricardo Trujillo, inefable cómico íntimo de Suárez que bailaba extraordinariamente por tangos y que terminó desgajado de su murga. El Nene tuvo muchas referencias en la fiesta, como personaje extraordinariamente popular que fue, sin ir más lejos dos años antes de 1920.
      Haces bien en mangar fotos, pa eso están. Faltaría más. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Extraordinario articulo para los que somos grandes aficionados al carnaval y al flamenco.Gracias Javier por todo lo que estas aportando a estos do grandes cantes, el carnaval y el flamenco. Un saludo de Martin desde Cordoba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, amigo Martín. Un saludo para Córdoba la llana y que sepas que este blog es tu casa.
      Un abrazo.

      Eliminar